"...Hola!! Me llamo Alejandro Díaz y soy fotógrafo de bodas"

Actualmente resido en Lanzarote, lugar donde nací y me crié. Y aunque he vivido temporadas fuera, puede que la energía que desprende esta tierra y la magia de sus paisajes haya contribuido a que tenga muy claro que es aquí donde quiero vivir el resto de mi vida.

De pequeño me sentía atraído por el mundo audiovisual. De hecho, siempre he estado ligado, de una manera o de otra, a la música, el cine y la fotografía.

Mis sueños de poder ser “protagonista” de historias de amor hicieron que comenzara a tocar la guitarra. Componía las letras de mis propias canciones y las acompañaba de melodías, deseando que algún día fueran referencia para muchas parejas. Pero ya saben que el destino es caprichoso y quiso que fuera yo, y no mis canciones, quien contara esas historias a través del objetivo de una cámara.

Y en ese afán por capturar momentos inolvidables para siempre tomé la decisión de trasladarme a Madrid para estudiar el Grado Superior de Imagen y Sonido para Audiovisuales, en la reconocida Escuela Superior de Comunicación, Imagen y Sonido (CEV).

Durante mis estudios comencé a participar en diversos proyectos y a desarrollar mis primeros trabajos como fotógrafo. Supe entonces que mi elección había sido la correcta y que había encontrado la profesión de mi vida.

Finalizado mis estudios pongo rumbo de nuevo a la isla de los Volcanes. A casa. Y recién aterrizado en un mundo en parte desconocido para mi hasta la fecha, con la inseguridad propia del novato, comienzo de cero mi proyecto: un sello fotográfico especializado en el segmento nupcial y de parejas.

Mis trabajos huyen de los convencionales reportajes de bodas, de las poses forzadas, y trata de captar planos más naturales, robar gestos, sonrisas y miradas que cuentan la verdadera historia de amor entre dos personas.

En cuanto a mí, el que se esconde tras el objetivo, sólo decir que me considero una persona humilde, apasionada de la vida y de los pequeños momentos, amante del mar, el deporte, la música y los viajes; responsable, versátil y enamorado de mi profesión, a la que respeto y admiro profundamente y con la que disfruto como aquél niño soñador que un día fui y sigo siendo.

Si quieren conocer mis trabajos, están invitados haciendo click aqui.